Gualchos-Castell de Ferro concluye la restauración de la Torre de Cambriles, uno de los pilares de su patrimonio histórico y cultural

El Ayuntamiento de Gualchos-Castell de Ferro ha dado por concluidas las obras de restauración de la Torre de Cambriles, que han supuesto una inversión de más de 61.000 euros.

La actuación ha supuesto la consolidación de esta edificación del siglo XVI, que fue declarada Bien de Interés Cultural en 1985, y que forma parte del patrimonio del municipio desde el año 2009, tal y como ha explicado la alcaldesa de Gualchos-Castell de Ferro, Toñi Antequera, que ha visitado la torre junto al concejal de Obras Públicas y Mantenimiento, Celedonio Puga, la técnica de Turismo del Ayuntamiento, Inmaculada Gómez, el arquitecto director de la obra, Saúl Meral, el arqueólogo Carlos Toquero, y el catedrático de Historia Medieval, Antonio Malpica. 

La torre, una atalaya costera cumplía labores de vigilancia y defensa, sufría un deterioro muy visible en algunos de sus elementos, con huecos, grietas y otras deficiencias estructurales. También había una vivienda adosada a la torre que era necesario demoler.

A partir de aquí, la intervención ha consistido en la limpieza de superficies y eliminación de suciedad y restos de todo tipo, eliminación de plantas y morteros de cemento, tratamiento y consolidación de superficies, y reposición de materiales. Los trabajos se han ejecutado con la máxima prudencia para evitar daños en los materiales originales y en la estructura.

Además, se ha instalado iluminación y el Ayuntamiento ha planteado la opción de desarrollar un proyecto paisajístico en el entorno de la torre, con zonas verdes y mobiliario urbano renovado. 

La alcaldesa de Gualchos-Castell de Ferro, Toñi Antequera, ha recordado que ha sido un proyecto “complicado” y que el trámite se ha encontrado con dificultades de todo tipo, “pero el resultado es muy satisfactorio”. También ha apuntado que la restauración está concluida aunque se está a la espera del visto bueno de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, y la instalación de un panel explicativo a pie de calle. 

“Era muy importante para el Ayuntamiento mantener y recuperar la torre, que además de una valiosa construcción con 500 años de antigüedad, forma parte de nuestra identidad y de nuestra historia”, ha apuntado. 

Para la alcaldesa, esta intervención abre muchas posibilidades para todo el entorno de la edificación: “Una vez restaurada la Torre vamos a trabajar en un proyecto más amplio, con zonas verdes y alternativas para vecinos y visitantes, que nos permita un desarrollo cultural y que refuerce nuestra oferta turística”.